Bizcocho de limón

Las mejores rectas de este clásico bizcocho

Bizcocho de limón casero

Bizcocho de limón casero

¡Y lo que apetece un trozo de bizcocho de limón casero a cualquier hora! Para desayunar está genial, para media mañana es ideal, como postre es una delicia, y es la mejor merienda que puedes tener. ¡Lógico que no dure ni un sólo día en casa!

Los ingredientes son sencillos y fáciles de encontrar, por lo que puedes hacerlo improvisadamente si vienen invitados inesperados.

Si no tienes harina con levadura incorporada, puedes utilizar harina normal y añadir 1 sobre de levadura en polvo. El uso del yogur en esta receta lo hace más esponjoso y suelto, perfecto para mojar.

Equipo

  • Un molde desmontable redondo de 22 centímetros de diámetro
  • Batidora/amasadora con el accesorio plano

Ingredientes

  • 3 huevos
  • 220 g de azúcar glas
  • el zumo de 2 limones
  • la ralladura de 1 limón
  • 300 g de harina con levadura o bizcochona
  • 280 g de yogur de estilo griego
  • 125 ml de aceite de girasol

Para el almíbar de limón

  • la ralladura de 2 limones
  • 110 g de azúcar glas
  • 80ml de zumo de limón

Hazlo así

Paso 1. Precalienta el horno a 180 centígrados con calor por arriba y por abajo. Engrasa el molde con mantequilla y recorta la forma de la base con papel vegetal.

Paso 2. Utiliza la batidora/amasadora para mezclar los huevos y el azúcar, a velocidad media durante unos 4 minutos o hasta que la mezcla esté pálida y cremosa.

Paso 3. Incorpora la ralladura de limón y el zumo y sigue mezclando 1 minuto más.

Paso 4. Tamiza la harina y añádela a la mezcla. A continuación haz lo mismo con el yogur y el aceite hasta que esté suave y bien integrado.

Paso 5. Vierte la mezcla en el molde preparado e introdúcelo en la parte central del horno durante 45 minutos. Pasado ese tiempo, comprueba si está bien hecho por dentro. Para ello inserta un palillo en el centro y, si sale limpio, sácalo. Si está húmedo, déjalo 5 minutos más y vuelve a comprobar hasta que esté completamente hecho.

Paso 6. Mientras el bizcocho se hace, puedes hacer el almíbar de limón. Coloca la ralladura en un cazo de agua hirviendo durante 1 minuto. Escúrrelo y reserva la ralladura. Mezcla el azúcar glas, el zumo de limón y 2 cucharadas de agua (puede ser el agua de la cocción de la ralladura) en una sartén o cazo, y caliéntalo a fuego bajo hasta que se disuelva el azúcar, revolviendo a menudo.

Paso 7. Saca el bizcocho del horno y desmóldalo sobre un plato. Hazle varios agujeros con un palillo y vierte por encima la mitad del almíbar de limón caliente, para que penetre mejor. Espera a que enfríe por completo y se empape bien de la primera capa de almíbar y rocíalo con el almíbar restante antes de servirlo. Decóralo con la ralladura de limón cocida por encima.

Nota.

Puedes modular la textura del almíbar añadiendo más o menos agua. Si te gusta más líquido penetrará mejor pero se escurrirá enseguida.