Bizcocho de limón

Las mejores rectas de este clásico bizcocho

Bizcocho de yogur de limón

Bizcocho de yogur de limón

El bizcocho de yogur de limón es super jugoso y super delicioso, y se puede improvisar en cuestión de minutos. Tiene una historia muy divertida detrás. La historia con una historia muy divertida.

Este postre es muy típico, sobre todo en Francia, y se ha hecho por abuelas durante generaciones. La parte de la historia que me gusta es que estas abuelas francesas miden los ingredientes del bizcocho con los tarros de yogur.

El yogur en Francia se ha vendido tradicionalmente en frascos de cristal pequeños y redondos (en la actualidad se puede encontrar en todo tipo de recipientes, pero en el pasado, se vendía principalmente en estos pequeños tarros). La receta comienza con un tarro de yogur.

El resto de los ingredientes se pueden medir en el mismo tarro: dos tarros de azúcar, 3 tarros de harina, un tarro de aceite...

Pero no te preocupes, no necesitas tener el tarro de yogur francés para hacer esta receta. La capacidad de este tarro de yogur es muy similar a los yogures de hoy en día, unos 120 mililitros, por lo que es fácil de traducir las cantidades a gramos y mililitros.

Así que ahí lo tienes, una receta elaborada con tarros de yogur. Llámalo como quieras, te va a encantar igualmente.

Ingredientes:

Para el bizcocho:

  • 125 gr de yogur de limón o yogur griego con sabor a limón
  • 200 gr de azúcar
  • 3 huevos grandes
  • 190 gr de harina
  • 2 cucharaditas de levadura Royal
  • ½ cucharadita de sal
  • La cáscara de un limón rallada
  • 112 ml de aceite de girasol

Para el glaseado:

  • 60 ml de zumo de limón recién exprimido
  • 90 gr de azúcar glas

Elaboración de la receta:

En primer lugar, precalentamos el horno a 175 ºC y seleccionamos el calor por los dos lados.

Rociamos un molde redondo de 20 cm de diámetro con spray para hornear y frotamos la superficie interior del molde con un trozo de papel de cocina para esparcir de manera uniforme el spray. Forramos la base del molde con papel vegetal también, y lo dejamos apartado.

En un recipiente grande, mezclamos el yogur, el azúcar y los huevos, revolviendo hasta que todos los ingredientes se integren bien. Podemos mezclarlo a mano o con la ayuda de una batidora eléctrica.

Añadimos poco a poco la harina tamizada, la levadura, la sal y la ralladura de limón, mezclando únicamente hasta que se integren todos los ingredientes.

Agregamos el aceite y mezclamos bien. No te preocupes si al principio parece como que se separa, si sigues removiendo al final quedará una mezcla suave.

Vertemos la mezcla en el molde preparado. Horneamos durante 30-40 minutos, hasta que el bizcocho esté elástico al tacto y al insertar un palillo en el centro, salga limpio.

Hay que tener cuidado de no hornearlo de más. Esto produciría una miga más seca.

Lo sacamos del horno y dejamos que enfríe sobre una rejilla durante 10 minutos, luego desmoldamos el bizcocho y nos disponemos ha hacer el glaseado de limón.

Mezclamos el zumo de limón y el azúcar glas en un recipiente hasta que esté suave.

Con una brocha de pastelería aplicamos suavemente el glaseado en todo el bizcocho. la mayoría del jugo se quedará dentro del bizcocho, aunque una pequeña parte se escurrirá. Esto significa que ya no puede empapar más.

Es el momento de dejar que el bizcocho se enfríe por completo. Después podemos espolvorear por encima azúcar glas y lo podemos servir.