Bizcocho de limón

Las mejores rectas de este clásico bizcocho

Bizcocho de limón y semillas de amapola

Bizcocho de limón y semillas de amapola

Este cítrico bizcocho de limón con semillas de amapola es delicioso. He intentado mejorar la receta original reduciendo la cantidad de mantequilla inicial y agregando aceite de girasol para hacer una miga más jugosa y menos esponjosa.

También he añadido lácteos enteros y un poco más de zumo de limón. Si ya era sabroso, mucho más ahora.

Me gusta bañarlo en un glaseado de limón para decorarlo por encima, aunque reconozco que a los que no les gusta demasiado el azúcar, esto puede resultarles un poco empalagoso. En todo caso es opcional, siempre puedes dejar el bizcocho tal cual.

Ingredientes para un molde bundt:

  • 60 gramos de semillas de amapola
  • 240 ml de leche entera
  • 2 cucharadas de miel
  • 100 gramos de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
  • 180 ml de aceite de girasol
  • 300 gramos de azúcar
  • 4 huevos separados (a temperatura ambiente)
  • 3 cucharadas de ralladura de limón
  • 3 cucharadas de zumo de limón recién exprimido
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 225 gramos de nata agria
  • 315 gramos de harina de trigo
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de sal

Glaseado de limón (opcional)

  • 125 gramos de azúcar glas
  • 2 cucharadas de zumo de limón recién exprimido

También necesitarás:

Un molde redondo bundt de 22 cm (con el dibujo que quieras), una batidora eléctrica, un tamiz, papel vegetal y rejilla de alambre (opcional).

Tiempo de preparación: 40 minutos/Tiempo de cocción: 55 minutos/Tiempo total: 95 minutos

Porciones: 10-12

Preparación de la receta:

Precalienta el horno a 180 ºC. Engrasa un molde bundt con mantequilla derretida y resérvalo.

En una cazuela pequeña, mezcla las semillas de amapola (enteras o molidas), la leche y la miel. Remueve hasta que esté todo bien integrado y llévalo a ebullición a fuego medio removiendo constantemente.

Deja que hierva la mezcla durante 1 minuto, luego retíralo del fuego y deja que repose durante 20 minutos o hasta que esté tibio.

Traspasa esta mezcla al bol de la batidora junto con la mantequilla, el aceite y el azúcar. Bate a velocidad alta hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados.

Añade las yemas de huevo y bate de nuevo a velocidad alta. Agrega la ralladura de limón, el zumo de limón, el extracto de vainilla y la nata agria, y bate hasta que se mezclen.

Tamiza en un bol aparte la harina, el bicarbonato y la sal. Ve agregando esta mezcla poco a poco en la otra mezcla, batiendo solamente hasta que se combinen.

Rebaña los lados del bol para asegurarte de que todos los ingredientes secos se incorporan correctamente.

En un recipiente limpio y seco, bate las claras de huevo a punto de nieve (cuando empiece a hacer picos). Suavemente incorpora las claras a punto de nieve en la masa del bizcocho y mézclalo con movimientos envolventes.

Vierte esta masa en el molde bundt engrasado. La profundidad de los moldes varía, así que asegúrate de que la masa llena las tres cuartas partes del molde o un poco menos. No llenes más allá de esto o el bizcocho podría derramarse durante la cocción.

Utiliza una espátula para empujar suavemente la masa, esto ayudará a eliminar las burbujas de aire que pueden interferir que la masa llegue a todos los rincones de los detalles del molde.

Aplana la superficie con una espátula y hornéalo en el horno precalentado durante 55-65 minutos. Cuando los bordes se empiecen a oscurecer y se contraigan, ya estará listo. Para asegurarte, puedes insertar un palillo en la parte más gruesa del bizcocho, éste tiene que salir limpio.

La parte superior del bizcocho puede ser un poco abovedado. Si te molesta, puedes cortarlo con un cuchillo para aplanar la base.

Deja enfriar el bizcocho durante exactamente 10 minutos, luego inviértelo sobre una placa plana. Toca en el molde bundt suavemente para ayudar a salir al bizcocho. Si le cuesta salir, utiliza un cuchillo sin punta para aflojar la masa que rodea las paredes y el tubo central. Deja que el bizcocho se enfríe por completo.

Para decorar el bizcocho con el glaseado de limón:

Coloca el bizcocho frío encima de una rejilla de metal con un trozo de papel vegetal debajo para recoger el goteo.

Mezcla el azúcar glas y las 2 cucharadas de zumo de limón en un bol pequeño para formar un glaseado consistente con la textura de la miel espesa.

Con la ayuda de una cuchara, vierte generosamente el glaseado sobre la parte superior del bizcocho para que se derrame por los lados, pero no cubras el bizcocho por completo.

Deja que el glaseado se seque por completo antes de partirlo en trozos y servirlo, esto por lo general dura unos 30 minutos.

Notas.

Si te gusta que las semillas de amapola impregnen todo el bizcocho, utiliza toda la cantidad que marca la receta. Si prefieres encontrar unos cuantos granos, reduce la cantidad a la mitad o menos. Juega con las cantidades hasta que des con lo que más te guste.

Si prefieres una textura más crujiente, usa las semillas de amapola enteras. Si no quieres que cruja tanto, puedes moler las semillas en un molinillo de café.

Las semillas de amapola pueden causar un falso positivo en el consumo de heroína, así que si te va a hacer una prueba de drogas, piénsatelo dos veces antes de añadir estas semillas.